La mujer de mi vida

Posted: martes, 14 de octubre de 2014 by Bosko I. in
0

He visto a la vida golpearte,
robarte,sin piedad,las alegrías,
y daría todo por poder jurarte
que un día volverán a ser sonrisas
las noches en vela,las heridas
y el llanto que no deja de acosarte.

O prestarte la niñez que tú me diste,
aquella que llenaste de ilusión,
de abrazos cuando estaba triste,
de besos,de esperanza,de razón...
No sé si sabes o no,
lo bien que siempre lo hiciste...

Y aunque tú no lo sepas,rubia mia,
yo sé dónde está tu corazón,
se escapó cuando se abrieron tus costillas
y vaga por aquel cruce cabrón,
aquel donde perdimos tu y yo
un trozo gigante de vida.

Pero descuida,Madre,que por mi
salgo ahora mismo a buscarlo
y a traerlo de nuevo junto a ti,
sabes que lo haría sin dudarlo,
sabes que lo pides y,en el acto,
doy la vida por verte feliz.

Toda una vida a porta gayola,
medio siglo de lucha constante
sin soldados,sin banderas ni pistolas,
con dos ojos azules comandantes.
Aun te queda otra vida por delante
y yo nunca dejaré que estés sola.

0 comentarios: